Mitos, Realidades y Curiosidades Sobre los Elevadores

Vertika Uncategorized 1 Comment

Elevator Titulo¿Sabías que?

Los elevadores antiguos datan de la Edad Media y funcionaban mediante fuerza humana o animal o con mecanismos hidráulicos. En 1800 los elevadores operaban mediante vapor o bombas hidráulicas dentro de un cilindro vertical. El agua a presión era bombeada por una bomba para cargar el elevador hacia arriba. Al disminuir la presión del agua la bomba se comprimía, llevando el elevador hacia abajo.
Los primeros elevadores similares a los de hoy en día aparecieron en el siglo XIX. El primer elevador de pasajeros fue instalado en 1857 en la calle Broadway en Nueva York. Después de los elevadores hidráulicos, el primer elevador eléctrico se instaló en Alemania en 1878.
Como dato curioso, la torre Eiffel en 1889 tenía cinco elevadores hidráulicos impulsados por vapor. Instalar los elevadores para el público en la Torre Eiffel de más de 324 metros de altura fue algo complicado debido a que no se contaba con experiencia previa sobre elevadores de semejante altura y que transportaran tal flujo de carga.

Torreeiffelelevador
En la actualidad, existen un sinfín de elevadores para realizar diferentes funciones, desde transportar pasajeros hasta elevadores industriales que pueden llegar a transportar varias toneladas de carga.

De la par con la evolución de los elevadores, existen varios mitos y conceptos equivocados que se han ido desarrollando con el paso del tiempo. Eso debido a que la mayoría del equipo que conforma un elevador se encuentra oculto de la vista del usuario, por lo que un elevador deja mucho a la imaginación del pasajero . Vertika elevadores quiere compartir a sus clientes algunos de ñestos y desmentirlos con sus respectivas verdades, esperamos les sea de interés:

Mito: Los elevadores se sostienen únicamente con una cuerda que puede romperse en cualquier momento dejando a los pasajeros en caída libre dentro de la cabina.
Realidad: Los elevadores se encuentran sostenidos por múltiples cables de acero. Cada cable esta diseñado para poder sostener una cabina completamente cargada. La única caída de un elevador reportada al día de hoy fue en 1940 cuando un avión se estrelló en el edificio Empire State, dañando severamente todos los cables de un ascensor.
Mito: Un elevador con exceso de carga se caerá.
Realidad: Un elevador sobrecargado normalmente no se moverá. Las puertas permanecerán abiertas y un timbre puede llegar a sonar hasta que suficientes personas desocupen la cabina para reducir el peso.
Mito: Las puertas del elevador se pueden abrir cuando un elevador no se encuentra en su destino.
Realidad: Los elevadores se encuentran diseñados para que la cabina controle la apertura de la puerta de pasillo. Cuando la cabina llega a la parada, la puerta de cabina se engancha a la de pasillo y es en este momento que el operador de la cabina abre ambos juegos de puertas. Si la cabina no se encuentra en el destino, es imposible que se accione la apertura de las puertas de pasillo.
Mito: Si un elevador se queda varado entre dos pisos los pasajeros están en peligro de caer y deben intentar salir.
Realidad: Si un pasajero intenta salir de la cabina por si solo corre el riesgo de lesiones severas. Las cabinas de los elevadores están diseñadas para ser “espacios seguros”, por lo cual el lugar más seguro es dentro de la cabina. Lo que se debe hacer es timbrar en la alarma y utilizar el teléfono de emergencia en caso de que el elevador cuente con uno. Únicamente se debe abandonar la cabina con asistencia de personal de rescate especializado.
Mito: Presionar el botón de llamada del elevador en repetidas ocasiones hará que el elevador llegue más rápido
Realidad: Una vez que el botón haya sido presionado, la llamada habrá quedado registrada en el controlador del elevador. Presionar el botón de llamada del elevador nuevamente no hará ninguna diferencia.

Comments 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *