Instalar un elevador sin cubo en el edificio: las ventajas de los elevadores externos

Vertika Uncategorized Leave a Comment

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los constructores durante las remodelaciones son las condiciones de la estructura existente.

Esto representa un problema especialmente si se desea instalar un elevador, pues con frecuencia estos edificios están diseñados con una modulación o una distribución que no permite instalar un elevador “estándar”.

También existen casos en los que un inmueble está catalogado o protegido, y no se le pueden hacer intervenciones directas a su estructura.

Para estos casos, existen los elevadores externos, y aquí te diremos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Qué es un elevador externo?

Es un tipo de elevador que cuenta con su propio cubo estructural, que se construye de manera independiente del edificio y que está especialmente diseñado para operar en condiciones de exterior.

¿Cuáles son sus ventajas?

1.- Mejoran la calidad de vida de los usuarios

No podemos dejar de enfatizar lo mucho que un elevador repercute en la calidad de vida de los usuarios de un edificio, especialmente aquellos que deben llegar a un tercer o cuarto piso, o de aquellos que tienen alguna discapacidad motriz.

Además, en los edificios habitacionales, permiten que los residentes puedan conservar su vivienda por más tiempo, pues las escaleras nunca serán un obstáculo y menos aún un riesgo.

2.- Son poco invasivos

La estructura de un elevador externo es completamente independiente de la estructura del edificio donde será instalado, y por ello, los costos de construcción son relativamente bajos, pues no hacen falta costosas demoliciones que puedan dañar los acabados o poner en riesgo la integridad del inmueble.

En cambio, únicamente se necesita un área despejada -como un patio o jardín- para que la nueva estructura pueda ser construida. Como los proveedores tienen todo ya diseñado, el proceso de construcción es sumamente rápido en comparación.

3.- Son confiables

Los elevadores externos deben cumplir con exactamente las mismas normas de diseño que los elevadores “normales”, así que son, cuanto menos, igual de confiables y seguros que cualquier elevador moderno.

Pero además, estos aparatos están diseñados para operar en un amplio rango de condiciones climáticas: desde 2º y hasta 40ºC, por lo que funcionan sin ningún problema en la gran mayoría de climas del territorio Mexicano.

Un elevador exterior de buena calidad, como los ofrecidos por Vertika, está construido con materiales de máxima calidad: desde el acero estructural hasta el sellador para los vidrios, todo está diseñado para brindar una operación confiable por muchos años.

4.- Aportan una gran estética

Los elevadores externos no sólo son prácticos, también son muy estéticos, tanto que algunos edificios -sobre todo plazas comerciales- los utilizan para embellecer sus espacios abiertos, con resultados espectaculares.

Esta estética se debe a su diseño minimalista y limpio, que gracias a sus paredes de vidrio brinda una sensación de transparencia, ligereza y apertura inigualable.

Nueva llamada a la acción

Además, gracias a las nuevas tecnologías disponibles ya no es necesario contar con un enorme cuarto de máquinas en la parte superior del cubo de elevadores. Por el contrario, sólo hace falta una discreta porción de estructura para alojar los motores y mecanismos.

5.- Extienden la vida útil del edificio

Hay ciertas intervenciones que renuevan un inmueble y le añaden unos cuantos años más de vida útil. Instalar un elevador es el mejor ejemplo, especialmente en inmuebles de más de treinta y cinco años de antigüedad.

Quizá no sepas que antes de 1985 los requerimientos en el reglamento de construcciones eran mucho más laxos, y no exigían ninguna clase de medida de accesibilidad, además de que admitían diseños de escaleras que resultan poco ergonómicos y a veces hasta francamente peligrosos.

En la actualidad, la mayoría de las personas que en su momento adquirieron un departamento en un edificio de esta época, se aproxima o está en la tercera edad. Así que un elevador exterior puede permitirles disfrutar de su hogar por muchos años más.

6.- Otorga un gran valor añadido

Como resultado de todo lo anterior, cuando instalas un elevador exterior en un inmueble de cualquier edad, este incrementa el valor comercial de la propiedad en gran medida, pues la comodidad que representa hace al edificio mucho más atractivo para potenciales clientes, tanto arrendatarios como compradores.

Por ello, en muchos casos, un elevador externo representa una inversión que se amortiza rápidamente.

Hay muchas razones que garantizan que instalar un elevador exterior sea una excelente inversión. Si te interesa estudiar qué tan viable es incluir uno en tu inmueble, no dudes en contactarnos. Estamos en la mejor disposición de aclarar tus dudas y brindarte un servicio de excelencia.

No esperes más, cotiza el elevador exterior que llevará a tu edificio al siguiente nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.