Cómo evitar errores al comprar un elevador

Vertika Uncategorized Leave a Comment

Aunque anteriormente eran vistos como un lujo, hoy en día los elevadores son una tecnología accesible y muy necesaria para el buen funcionamiento de un edificio de varios niveles. De hecho, en algunos estados de la república son un requisito obligatorio para las nuevas construcciones.

Pese a que adquirir un elevador es relativamente sencillo, no deja de ser una inversión importante, y lo mejor para evitar cometer errores o realizar una mala compra, es hacer un esfuerzo consciente por tomar una decisión informada.

Sabemos que al enfrentarte a una decisión de este tipo es difícil saber siquiera por dónde empezar. Pero no te preocupes, estamos aquí para ayudarte y hemos preparado esta guía con los pasos más importantes del proceso de compra de un elevador.

1.- Analiza con anticipación lo que quieres y lo que esperas

Como todo objeto, un elevador responde a una o a varias necesidades o requerimientos. Así que el primer paso es que, con antelación, pienses bien para qué quieres el elevador y qué esperas de él.

Puede ser que desees un elevador económico para departamentos, especialmente si se trata de unidades de interés social, o puede ser que quieras algo sofisticado y elegante para darle un look profesional a una oficina pensada para impresionar a los clientes.

Nueva llamada a la acción

Por obvio que pueda parecer, es fundamental que tengas una idea clara de lo que necesita el proyecto, pues más adelante eso facilitará mucho la comunicación con el proveedor.

2.- Escoge un buen proveedor

Los elevadores son dispositivos complejos que involucran componentes mecánicos y electrónicos de cuyo buen funcionamiento depende la seguridad de sus usuarios. Por ello, no son algo que puedas comprar por Internet, sino que tienes que establecer contacto estrecho con un proveedor especializado.

Estas empresas conocen perfectamente todos los requerimientos legales de los elevadores, así como todos los detalles técnicos de su ensamblaje, instalación y operación.

Como se trata de un tema complejo, merece ser explicado aparte.

3.- Prepara la documentación de tu edificio

Ya sea que quieras un elevador para obra nueva o para un edificio existente, contar con la documentación completa -o con la mayor parte- agilizará enormemente todo el proceso.

Siempre que sea posible, solicita a los arquitectos e ingenieros que construyeron tu edificio los planos arquitectónicos, estructurales y los de la instalación eléctrica. Disponer de esta información ayudará a que tu proveedor pueda determinar el mejor lugar para instalar el elevador, y en función de ello, darte un presupuesto más exacto de manera rápida.

En algunos casos desafortunados, los planos del edificio no aparecen por ninguna parte, o no están actualizados y no reflejan las modificaciones que se le han hecho al inmueble. Si te ocurre eso, no te angusties. Todo tiene solución un par de pasos más adelante.

4.- Da el primer paso: comunícate con tu proveedor

Una vez que has hecho todo lo anterior, es momento de contactar al proveedor que hayas escogido. La atención por parte de estas empresas es rápida, amable y siempre orientada a brindarte la mejor solución.

Así que no temas en expresar todas tus dudas y preocupaciones respecto a tu elevador. Comenta con el asesor de ventas lo que quieres, y para qué lo quieres de manera clara. Así será mucho más sencillo que te ofrezcan una solución ideal e incluso personalizada para tu caso.

5.- Agenda una visita

Si todo sale bien, en cuestión de un par de días contarás con una cotización preliminar, y si te sientes listo para comenzar con las obras, lo siguiente será agendar una visita.

El principal objetivo de esta, es que tu proveedor evalúe con exactitud las condiciones del inmueble y si realmente son propicias para un elevador. Y no es ninguna exageración, pues algunos reglamentos de construcciones estipulan condiciones de operación bastante específicas, y hay que cumplirlas.

En caso de que hayas facilitado los planos a tu proveedor, sólo tendrá que corroborar medidas y registrar información complementaria. De lo contrario, tendrá que hacer un levantamiento, es decir, tendrá que elaborar planos del área en que se instalará el elevador.

Cada proveedor se maneja de distinta manera; por lo general esto no tiene un costo adicional, pero sí tomará algo de tiempo.

6.- Prepárate, porque tal vez haya que hacer modificaciones y trámites

Algo que con mucha frecuencia pasamos por alto, es que los elevadores son aparatos eléctricos que en nada se parecen a nuestros electrodomésticos. Consumen una cantidad importante de energía y necesitan de una instalación bifásica y a veces incluso trifásica.

El problema que puede surgir es que la instalación eléctrica del inmueble sea insuficiente, y que sea necesario hacer una modificación desde la acometida. Esto significa no sólo tender cableado nuevo e instalar un centro de cargas especial, sino también hacer los trámites correspondientes con compañía de luz.

Estamos seguros de que si sigues estos pasos, no pasará mucho tiempo entre que tomes la decisión y que comiences a disfrutar de todos los beneficios de tu nuevo elevador.

¿Tienes alguna duda adicional? ¿Te podemos ayudar en algo? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.