Elevadores para fábricas y procesos industriales a la medida

Vertika Uncategorized Leave a Comment

¿Qué tan hace especial y atractiva a la industria en México? A diferencia de las fábricas de punta en otros países industrializados, las fábricas y plantas ensambladoras nacionales se distinguen porque cada centro de trabajo es único.

Por lo general, estos inmuebles no están sujetos a la rígida modulación y estricto orden que caracteriza a sus contrapartes extranjeras: sino que cada emprendedor, cada empresa y cada marca busca la mejor manera de solucionar sus demandas y necesidades con el ingenio y calidad propios de lo hecho en México.

elevadores industriales

Por ejemplo, no es raro ver ensambladoras y fábricas que comenzaron como un pequeño taller y poco a poco fueron creciendo, quizás en algún punto comenzaron a alquilar una nave industrial y dentro de ella encontraron su propia manera de adaptar sus proceso de manera efectiva y eficiente.

Esta libertad y flexibilidad sin duda es lo que permite a la industria nacional ser tan variada. Sin embargo esta enorme variedad puede llegar a ser un obstáculo cuando se busca implementar productos, máquinas y equipo de empresas internacionales para aumentar la productividad, como un elevador industrial.

Nueva llamada a la acción

Los elevadores de carga y su papel en la producción industrial

Un elevador de carga es un equipo casi omnipresente en la industria internacional, pero cuya adopción en nuestro país presenta algunos rezagos, en parte debido a la falta de información respecto a ellos y en parte debido a que las soluciones prefabricadas no son adecuadas para una gran cantidad de fábricas, pero de eso hablaremos más adelante.

elevador-moderno-3d_103577-1789

Lo que hace tan especiales a estas máquinas es que permiten el transporte vertical de toda clase de objetos pesados, y cuando decimos pesados, estamos hablando de hasta diez toneladas de capacidad de carga.

¿Qué haría falta para transportar una carga de un par de toneladas a través de cuarenta metros en vertical? Una grúa tal vez, o muchos pero muchos metros de rampas, que requerirían una cantidad desproporcionada de área de desplante. Con un elevador industrial, es posible realizar este recorrido con un eficiencia espacial sin precedentes.

Esta tecnología tiene una enorme área de aplicaciones, no necesariamente limitadas a fábricas. Uno de los mejores ejemplos en que podemos pensar es en un edificio de estacionamientos en la Ciudad de México ―más específicamente sobre Avenida Chapultepec―.

Dicho estacionamiento cuenta con nueve niveles y está desplantado en un predio de diez metros de frente por veinte de fondo. No hace falta ser un ingeniero ni un arquitecto para darse cuenta que este espacio parece insuficiente para tal fin, pues tan sólo el radio de giro de una rampa exige la mitad del área.

Sin embargo, este estacionamiento opera con fluidez gracias a que optó por implementar elevadores de carga que sin ningún problema pueden levantar toda clase de vehículos (hasta SUVs de un par de toneladas) y llevarlas a los pisos superiores.

carro

Este es sólo un ejemplo, y en realidad las aplicaciones de los elevadores industriales se extienden a fábricas, ensambladoras, concesionarias, centros comerciales, almacenes, centros de convenciones, y muchos más..

La razón detrás de este enorme rango de aplicaciones es que los elevadores industriales son la manera más segura y eficiente de transportar carga de manera vertical: su velocidad de operación asegura que no habrá sacudidas violentas que dañen las mercancías. Además, incluir un elevador en un proceso industrial elimina en gran parte la necesidad de tránsito humano, de modo que el riesgo de accidentes se reduce.

Retos mexicanos requieren soluciones mexicanas

ascensor-turistico-edificio-oficinas_1112-5398

El gran problema de estos elevadores es que la mayoría son producidos por empresas internacionales que cuentan ya con estándares inamovibles: sus soluciones están disponibles en tan sólo un par de modelos, así que es frecuente que estén sobredimensionados o sean insuficientes para las demandas tan particulares de la industria Mexicana.

O quizás ni siquiera sean viables debido a la falta de infraestructura necesaria, como un cubo estructural de dimensiones específicas.

Y es que un elevador debe cumplir con muchos parámetros para que se considere apto para una aplicación en específico. Estos parámetros incluyen la capacidad de carga, las dimensiones de la cabina y el tamaño y tipo de las puertas.

Nueva llamada a la acción

Sin embargo, existe una solución que permite a cualquier empresa contar con el equipo perfecto para satisfacer sus necesidades: hacer un elevador a medida.

En México, son muy escasas las empresas capaces de ofrecer este servicio, pues para hacerlo se requiere contar con una enorme infraestructura, con disponibilidad de materiales de máxima calidad y con la experiencia y pericia técnica suficiente para garantizar un buen resultado.

En Vertika, estamos orgullosos de ser el mayor productor a nivel nacional de elevadores industriales hechos 100% a la medida de nuestros clientes. Con un equipo diseñado exactamente para tus necesidades, podrás agilizar los procesos de tu fábrica con la seguridad de que no gastaste de más en tu sistema de transporte vertical, y con la tranquilidad de que su buen funcionamiento está garantizado por una empresa con más de 15 de trayectoria.

Si quieres saber a detalle todo lo que un elevador industrial puede hacer por tu empresa, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de asesores expertos podrá guiarte para que tomes una decisión informada que beneficie a tu negocio.

Nueva llamada a la acción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.