Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

¿De qué partes se compone un ascensor?

Si has instalado o deseas instalar un elevador, seguro te resultará interesante conocer de qué partes se compone un ascensor.

Las partes principales que  lo componen son: El cuadro de maniobra, la cabina y el sistema de tracción.

El cuadro de maniobra

Es el “cerebro” del ascensor. Controla los movimientos, paradas, arrancadas, velocidad, sistemas de seguridad, displays de datos, luces… Absolutamente todo pasa por el cuadro de maniobra.

Está situado en lo que llamamos el cuarto de máquinas, normalmente junto con el sistema de tracción, que explicaremos más adelante. Esto es así, excepto en los ascensores sin cuarto de máquinas, en los que los sistemas de tracción se ubican dentro del hueco del ascensor.

El cuadro de maniobra está formado normalmente por una placa electrónica principal, que es la base de control del ascensor y donde se procesan los datos de la maniobra; y se complementa con otras placas electrónicas más sencillas, elementos electromecánicos, baterías, transformador y, en caso de disponer de uno, un variador de frecuencia.

El sistema de tracción

De forma general podemos distinguir dos tipos de ascensores, los hidráulicos y los eléctricos. Estos dos tipos de ascensores tienen básicamente los mismos cuadros de maniobra y los elementos de seguridad.

Donde se diferencian realmente en el sistema de tracción que tienen, es decir, el sistema con el que se genera el movimiento de la cabina. Por un lado tendremos con un grupo de impulsión hidráulica (en caso de ascensores hidráulicos) y por otro lado un motor con polea de tracción (en caso de ascensores eléctricos).

La cabina

La parte más icónica del ascensor, la cabina es el lugar en el que viajan los pasajeros. Está formada por la caja (la propia cabina) y el bastidor o el chasis. El bastidor se encuentra en la parte exterior de la cabina y está sujeto a los cables tractores. Es el chasis el que desliza por las guías y permite el desplazamiento suave de subida y bajada.

En la cabina se encuentra la botonera o el cuadro de mando, que es el lugar desde donde se le dan las órdenes al ascensor. También encontramos elementos decorativos y funcionales como el espejo o un barandal para sujetarnos.
También forman parte de la cabina de un ascensor, el techo y suelo del ascensor, los paneles que les dan el aspecto estético que finamente obtiene y las puertas.

Los dispositivos de seguridad

Encontramos distintos tipos de dispositivos de seguridad entre las partes que componen un ascensor.

Limitador de velocidad

Es un sistema utilizado para limitar, como el propio nombre indica, la velocidad a la que circula el ascensor..

Este sistema de seguridad activa la actuación del sistema paracaídas en caso de que se supere en un 15% la velocidad nominal del ascensor. Esto provocaría la parada de la cabina. A la misma vez, envía una señal eléctrica al operador de mandos para que detenga el motor.

Paracaídas

Es un sistema de palancas que se activa cuando salta el limitador de velocidad, como ya hemos visto anteriormente. Al hacerlo, las cajas de cuñas actúan y reducen la velocidad de la cabina hasta detenerla completamente.

Operador de puertas

El operador de puertas, sirve para abrir y cerrar las puertas del elevador. Es una de las partes de las que se compone un ascensor más básicas. Se considera un elemento de seguridad porque funciona de manera inteligente.

Si el operador de puertas detecta, gracias a distintos sensores, que hay algo en medio de la misma, no se cerrará. Tampoco se abrirá, a menos que se demande por cuestiones de seguridad.

Amortiguadores

El amortiguador de foso o puffer es la parte del ascensor diseñada para suavizar la frenada de la cabina en caso de que se produzca un recorrido excesivo de la misma. Está compuesto por un pilar de apoyo y el puffer. Esta última es una pieza de goma negra que realiza la función amortiguadora.

Estructura del ascensor

Algunos edificios requieren la instalación de una estructura metálica en la que colocar el ascensor de manera que pueda moverse hacia arriba o hacia abajo. Esta estructura de ascensor puede ser interior si se encuentra dentro del edificio, o exterior si se encuentra fuera de este.

Las estructuras internas deben adaptarse perfectamente a la propia estructura y conjunto del edificio. Por su parte, en las externas la prioridad cambia ya que existe la necesidad de proteger el ascensor de todos los agentes externos que puedan afectarle. Aquí la estética juega un papel fundamental.

Si tienes dudas ¡Contáctanos! Nuestros asesores te atenderán con gusto para brindarte la mejor atención y cotización.

¿Necesitas más información?

Contacta con nosotros hoy mismo
MÁS INFO

Related Posts

La importancia de la iluminacion en elevadores

Iluminación adecuada en los elevadores

La iluminación dentro de los  elevadores es un aspecto esencial que impacta directamente en la experiencia de los usuarios. Cuando la iluminación es adecuada, contribuye